Los negocios pensados desde su origen con triple impacto ya dejaron de ser posible camino, para convertirse en la forma en que las compañías vean al mundo, entendiendo que las ganancias pueden surgir del compromiso por la solución a un problema de la comunidad a la que pertenecen.

Desde el año 2001 hemos estudiado y desarrollado la transformación de los residuos industriales minerales, para elaborar productos verdes y circulares para el sector de la construcción y otros sectores industriales. Somos una empresa interesada en reconocer y aportar a la solución de problemas ambientales y con ello participar en la sostenibilidad de sectores industriales y urbanos. Nuestra misión fundamental es contribuir al desarrollo sostenible a través de la economía circular trabajando en I+D+I. Todos los desarrollos han sido liderados por el Ing. Alejandro Salazar Jaramillo, director de I&D+I, y están en proceso de aprobación final, la patente de invención nacional número NC2018/0001260.

Nuestro mapa de ruta se da a través de la minería urbana, que es el concepto con el que se ha denominado a la extracción de materias primas secundarias y al aprovechamiento de los residuos industriales minerales. Su objetivo principal es cuidar los recursos naturales y no renovables; además, de permitir avanzar en la economía circular, ya que éstas materias primas (residuos) pueden ser reutilizadas y tener una nueva vida útil en otro producto.

Para avanzar en la minería urbana se debe generar y desarrollar procesos de I+D exhaustivos, a partir de los cuales se hacen innovaciones y se desarrollan productos que satisfacen las especificaciones de las normas técnicas; además, se toma el riesgo económico al impulsar y crear industrias para el beneficio y la transformación de los residuos en materiales y productos de uso amplio y general, sin peligros para quienes procesan o utilizan dichos materiales y productos.